Historia

DSC02244

A comienzos del siglo XIX, muchos extranjeros fueron atraídos a radicarse en la ciudad de Valparaíso, por entonces el puerto principal en la ruta de navegación por mar desde y hacia Europa, pasando por el Cabo de Hornos. Es así como nacionales británicos y alemanes echaron raíces en los cerros Alegre y Concepción de Valparaíso reuniéndose en sus hogares y en salas de clases para profesar su religión. Eventualmente reunieron los fondos para comprar una propiedad y en ella construir una iglesia. Este le fue encomendado al Arquitecto William Lloyd Wright.

Los registros de la Iglesia nos muestran los nombres y profesiones de aquellas personas que adoraron en ella a lo largo de muchos años, incluyendo capitanes, mercaderes, albañiles, constructores de barcos, músicos, constructores de pianos, herreros, fabricantes de jabones y velas, artistas, ingenieros, con lo cual se aprecia lo amplio del abrazo de bienvenida de esta Iglesia.

La importancia histórica de la Iglesia Saint Paul como Monumento Nacional radica no solo en su trascendencia arquitectónica sino también por ser el eslabón para entender el proceso de integración de los inmigrantes británicos y su legado cultural a nuestro país.

 

FOTO ANTIGUA 1Para mayor información sobre la historia de presencia Británica en Valparaíso, revisar la Revista Bicentenario 2007: Presencia_británica_en_Valparaíso